Enedi: La educación también es nuestra carga (completo), Autotel

Autotel

Enedi: La educación también es nuestra carga (completo)

Se puede alegar que la educación no es democrática en nuestro país. La base de la injusticia social se basa en este problema, y ya tiene a los oídos de todos agotados de oír una y otra vez las mismas afirmaciones sobre el origen de este problema. Me parece de una importancia infinita, y a modo de misión personal abrir este canal de conflicto para leerlo desde otros campos de discusión. Sostengo que la educación hoy es un problema de diseño, y estamos obligados a tomar parte.

Tenemos claro que la educación no es democrática, pero sí se ve amanecer un panorama de instancias en las que la educación ha tomado vías de ser democrática; educación es el tema de esta década. Esto porque en primer lugar, tenemos un hábitat artificial, que se vuelve tanto o más hostil que el hábitat natural para quienes no pasan por el proceso educacional. En segundo lugar, tenemos una generación de personas mucho más abierta de mente, que no necesita verdades únicas, y que nació en un mundo consciente que las personas no tienen control de sí, ni de sus vidas. Este grupo de gente tuvo que pasar por el sistema colegial que ya no tiene cabida hace mucho tiempo, y hoy muestra sus peores olores de caducidad; y con éstos en sus narices, hoy están inventando nuevas formas de aprender. Quizá incluso, con menos amnesia respecto de sus épocas escolares. Se ve en que por medio de internet, hoy se puede aprender cualquier cosa. Si hace algunos años había que hacer el esfuerzo de leer cosas difíciles, y en inglés casi siempre, hoy el aprendizaje incluso se está presentando acompañado de un envase didáctico, y no ya como una sola puesta a disposición de la información. Los indicios más antiguos de los que tuve experiencia personalmente fueron GameMaker, y Fruity Loops, con los que el programar y el hacer música respectivamente, se presentaban a gratuidad, y encima poniendo énfasis en la curva de aprendizaje de sus usos. La ciencia de cómo diseóar juegos, explota con la aparición del computador; y por medio de libros como Rules of play, descubrimos que en realidad, aprender y jugar son una misma cosa. En internet tenemos ya disponibles, herramientas tremendamente valiosas y didácticas: Scratch, Duolingo, Processing, Arduino, Wikipedia, Khan academy, codeacademy, etcótera. Tambión han aparecido nuevas instituciones en esta lónea como las Tinkering Schools (o en Chile, el proyecto Tinker Trak) o las Innova Schools, en Perú. Y es más, cualquiera puede obtener ayuda sobre algún tema particular en foros, o cualquier plataforma social o espacio colaborativo abierto. Cualquier persona que hoy en día tenga el deseo de aprender algo, puede mientras tenga acceso a internet. O mejor digamos: podría, si los diseñadores hubiésemos hecho nuestro trabajo a tiempo.

Y es aquí donde propongo el problema educacional mós como un problema de diseóo, que como un problema político. Nuestra realidad actual ofrece muchas opciones para democratizar la educación. Papert planteó dos puntos muy importantes hace ya muchos aóos: primero que nada, incluso máquinas digitales de muy baja potencia pueden generar experiencias de aprendizaje mucho más efectivas si se diseñan máquinas en la forma correcta; y el costo de la educación puede disminuir por alumno, abriendo la mejor calidad de la educación a todos. Si tenemos la capacidad de procesamiento igual a la utilizada para llegar por primera vez a la luna, en el bolsillo, por qué la educación sigue siendo tan privativa, y no integra aun en forma correcta objetos tecnológicos. En segundo lugar, una experiencia de aprendizaje bien diseñada es más eficiente de costos y tiempo, y más eficaz en desempeño educativo. El aprendizaje se está dando afuera de los colegios; y éstos se convirtieron en un enemigo del aprendizaje, sólo porque aun no ha habido un diseño de la experiencia. De la experiencia de aprender.

Tags: , ,